Club Tierra Trágame 

    Maratón Alpino     Cross Alpino    Circuito Alpino    Marcha CruzaPedriza     Carrera Alto Sil    Contacta        


Tierra Trágame "Cruza-Tenerife" a golpe de podium
 
texto: Miguel Caselles
fotos: Victoria Sánchez
 

Correr de costa a costa con el Teide colgado del horizonte fue suficiente motivo para que cuatro ‘TieraTrágame’ pusieran rumbo a las islas afortunadas. Su objetivo correr la CruzaTenerife 2010. De regreso a casa, la indestructible Nerea se traía una sonada victoria, José Luis Valle, ‘Chelis’, la medalla de subcampeón, Jesús Emiliano Martín un magnífico crono final y Miguel Caselles un sabroso queso de cabra. Victoria Sánchez se encargó de las fotos


Un pelotón de seiscientos ultrafondistas de montaña atravesó la isla de Tenerife a la carrera el 24 de abril, entre ellos se encontraban cuatro TierraTrágame. Desde el pueblo de Candelaria hasta el de Garachico a lo largo de un perfil de 6.221 metros de desniveles por la más picuda isla del archipiélago canario, era la propuesta de la CruzaTenerife. Trepando por negras laderas volcánicas, llaneando por bosques encantados y finalmente descendiendo en picado en busca de la costa opuesta para sumar 65 kilómetros de peripecias en las piernas. Eficazmente organizada por Gesport Canarias y la Asociación CruzaTenerife, la carrera de ultradistancia tinerfeña se ha convertido en cita indispensable en el calendario nacional de trail. Fieles seguidores no el faltan.

Daban las seis de la mañana en el reloj de la plaza de Candelaria cuando el petardazo de salida ponía en marcha la CruzaTenerife 2010 a la luz de las frontales. Corredores llegados de todas las islas Canarias, de otras comunidades españolas y de varios países no se quisieron perder la quinta edición del famoso ultratrail tinerfeño, que además inauguraba parte del recorrido. Para los corredores foráneos, más de un centenar, además de completar el desafío deportivo que supone cruzar la isla a pie, era una magnífica oportunidad de recorrer los atractivos rincones turísticos y gastronómicos de la isla. Sólo por degustar unas deliciosas papas ‘arrugás’ con mojo picón  y ese queso de chiva asado frente al Océano Atlántico y el descomunal Teide, merece la pena visitar la isla-volcán…
 

Ya en los primeros compases de trayecto isleño Miguel Heras y nuestra compañera Nerea Martínez imponían tal ritmo que sus rivales se tenían que conformar con ver los logotipos de  Salomón y Santiveri que llevan impresos a la espalda. Aún en noche cerrada el pueblo de Arafo recibía a la larguísima procesión de corredores jadeantes que progresaban por sus empinadas calles. Muchos paisanos habían madrugado de lo lindo para animar y echar una mano en los avituallamientos. Es el kilómetro nueve y medio de carrera. En la parte alta del pueblo el primer control de avituallamiento recarga bidones y mochilas.

Amanece en plena trepada por las fuertes pendientes de grava volcánica del volcán de Arafo que desemboca en el alto de La Crucita. Algo más de 16 kilómetros y casi dos mil metros de desnivel ascendente han sido completados. Segundo surtidor de repostaje a disposición de los atletas. El bejarano y la navarra aumentan diferencias frente a sus perseguidores. A partir de entonces su batalla será prácticamente contra sí mismos y las dificultades del recorrido.       

Por detrás, el grupo de aspirantes a podium se alterna marcando fuertes ritmos mientras algunas unidades se descuelgan por la feroz inercia impuesta en el enrevesado sendero que desciende a la Caldera de la Orotava. Parte de culpa tiene nuestro compañero Chelis, al forzar un master express en descensos kamikazes. Tercer control de avituallamiento. Aquí en La Caldera comienza la carrera hermana de la ‘Cruza’ que suma los 42 kilómetros de la clásica distancia de maratón. Pasan unos minutos de las nueve de la mañana. Más adelante maratonianos y ultra maratonianos se mezclarán compartiendo camino y desafío: llegar a las calles de Garachico.
 

El peregrinaje atlético transcurre en estos compases por una pista prácticamente llana ceñida por un frondoso bosque que deja ver por encima de los pinos el descomunal Teide estampado de nieve. Entrando en el municipio de Los Realejos, en un merendero de la zona de Chanajiga, el cuarto abastecimiento de líquidos y sólidos repone los depósitos plásticos y orgánicos de los participantes. Ha caído el kilómetro 31 y pico, casi el ecuador de la prueba, y a estas alturas los cuerpos ya saben cuál es ritmo “salvavidas” que les va a permitir seguir en activo otra tanda de kilómetros. Nubes altas y una amable temperatura facilitan el avance de los navegantes solitarios y de los que forman grupitos para aliviar las horas de trote. Además, en las zonas de fácil acceso no faltan espectadores que empujan animosos la marcheta de los corredores.

Continua el isleño trasiego de corredores embutidos en la densidad del bosque hasta que toca encarar la fuerte subida a la Piedra de los Pastores y su posterior descenso a los merenderos del Lagar de la Guancha, en el municipio de Icod de los Vinos. Quinta ‘parada y fonda’ donde recuperar fuerzas y descansar, según el cansancio y las prisas de cada cual. Algo más de 44  kilómetros ya son historia. Por delante aun hay que afrontar el tramo más ‘psicológico’ de toda la carrera. Se trata de una eterna pista en continuo y suave ascenso, con algunos repechos rompepiernas, que en plena kilometrada pone a prueba el pesado trotecito de cuantos por allí transitan. Precisamente en este tramo ‘Chelis’ ya protege el segundo puesto tras haber logrado despegarse del grupo de favoritos que siguen en un puño la estela dejada por Heras.

Superados esos tediosos kilómetros el definitivo descenso cada vez queda más cerca. Algunos de los que debutan en la CruzaTenerife se han tatuado el perfil de la carrera en el antebrazo, con rotulador indeleble, para ubicar controles y desniveles sobre la marcha. Para los de cola de pelotón las horas y los kilómetros se suceden con lentitud, si bien, la firme promesa de dibujar con los pies la línea que separa Candelaria de Garachico les mantiene en continuo movimiento. Victoria Sánchez, otra TierraTrágame, se ha hecho con un 4x4 y sigue en algunos puntos el paso de la cabeza de carrera aporreando el disparador de su cámara.
 

Las interminables pistas han dado paso a entretenidos senderos que descuelgan a los corredores hasta el último avituallamiento, ubicado en La Montañeta. La carrera se ha desgranado de tal manera que el goteo de atletas es recibido por voluntarios y espectadores con grandes muestras de ánimo. El “olor” a meta aviva el paso ligero por este postrero control pues sólo restan siete kilómetros a meta. Pero aún hay que dejarse caer en “cuerpo y alma” a lo largo de un empinado tobogán, primero por las “verticales” calles del pueblecito de San Juan del Reparo y después por las innumerables zetas del sendero que desciende por el acantilado de La Culata.

 Bajo los pies ya es visible el campanario de Garachico y su imagen atrae a los corredores como un potente imán. La panorámica desde estas alturas es formidable sobre el puerto, el Roque (islote) de Garachico y las casitas del pueblo, muchas levantadas sobre el espigón de tierra brotado del volcán que en 1706 arrasó la ciudad. En la pintoresca plaza del Garachico el público, llegado de lejos y paisanos de la zona, se arremolina junto al arco de meta expectante de los acontecimientos que de la carrera van llegando. Pasado el medio día se anuncia por megafonía que Miguel Ángel Heras está a punto de entrar vencedor de la CruzaTenerife 2010. Asumiendo su papel de favorito, Heras alcanza el pueblo en primera posición empleando 6:07:58 en cruzar la isla. El segundo en meta es nuestro valiente compi, el TierraTrágame José Luis Valle, ‘Chelis’, que detiene el crono en 6:52:19, firmando una gran carrera de menos a más. Y tercero en los cajones de honor es el tinerfeño Alfredo Escuela, quien sella 7:01:54 en dura pugna con sus perseguidores.

Por su parte Nerea Martínez, la combativa TierraTrágame, se presenta victoriosa bajo el arco de meta tras 7:58:07 de esforzada carrera. A pesar sufrir un despiste con la señalización que le hizo perder algunas posiciones sentenciaba un magnífico puesto 14 en la clasificación general. Como subcampeona le acompaña la tinerfeña Silvia Arteaga acumulando 8:28:29 de traqueteo en las piernas. Y cerrando podium, la navarra Isabel Azpilicueta daba descanso a sus zapatillas después de 9:42:27 con los pies en polvorosa.
 


Otros dos compañeros TierraTrágame también cruzaban la línea de meta. Jesús Emiliano Martín rubricando un buen crono de 8:58:53 y Miguel Caselles, quien todavía se está buscando en la cola de la clasificación, allá por las 9:48:09 de marchoso meneito.

Bien entrada la noche los corredores más rezagados seguían alcanzando la peleada línea de meta invictos por la distancia y las dificultades del terreno montañoso. Cada uno de los que se habían atrevido a cruzar a la isla de Tenerife de costa a costa era recibido con un prolongado aplauso. Aplausos regalados por un nutrido número de espectadores que se mantuvo presente en la plaza de Garachico hasta que la luz de la frontal del último corredor se apagó. El reloj de la torre a punto estaba de dar las diez de la noche. A partir de entonces la CruzaTenerife ha vuelto a estar presente en las ilusiones de multitud de corredores que ya han marcado en el calendario su participación en la próxima edición. Y vosotros… ¿Os lo vais a perder?

*Más abajo encontraréis unas estrofas del polifacético Chelis.
 

Canarias, hermosa tierra legendaria,
tus cielos azulados, el blanco de tu Teide, tus palmeras,
tus almendros en flor, enredaderas,
tus valles, tu mar, tu sol de primavera.
Por tus senderos seguiré mis pasos
En las cumbres y en los valles/ en las playas y laderas
Por cada isla, una estrella,
de color verde africano;
sobre el azul celeste del cielo,
entre el blanco y amarillo canario.*
* Adaptación libre de 2 versos canarios sobre su bandera.

Madrugada en la Basílica de Candelaria
Cientos de privilegiados en liza
Gracias a Caselles encuentro la Plaza
Salida en masa con toda la parafernalia

Destellos de luces en la oscuridad camino de Arafo,
Rampas imposibles nos aguardan cada poco
Dejamos el asfalto cuando empieza a amanecer
Voy en el grupo de cabeza y confío en no desfallecer.

Entramos en el bosque por sendero zigzagueante
Ganando altura casi sin querer
El mar ya se ve lejos en el horizonte
El sol apunta con dejarse ver.

Se abre un claro en el bosque camino de la Crucita
Entramos en terreno volcánico
Ya queda poco de la primera subidita
Atrás quedan casi dos mil metros de desnivel positivo.

Fotógrafos, cámaras, y público jaleando a sus héroes particulares
Los ánimos, el avituallamiento y la bajada nos dan oxígeno
El Teide asoma majestuoso y nos deleita con sus reales
La vista ante nuestros ojos es de quitar el hipo.

Goyo, El muflón del Teide y otros competidores canarios
Se rinden a mi destreza bajando
Poco a poco voy adelantando a varios
Hasta llegar a la Caldera bufando.

Con el mar a la diestra y el Teide a la siniestra
Vamos devorando miles de metros de pista
Camino de Chanajiga
Paro en el avituallamiento y dos me adelantan de forma maestra.

Estando ya en mitad de la carrera en Los Altos de Realejos
nueva subida a La Piedra de Los Pastores
ahora por sendero para alivio de nuestros entrecejos
Tanta pista al tran-tran empezaba a despertarnos dolores

Heras como el llanero solitario estará bajando a meta el solito
Los siguientes, del segundo al quinto en un minuto
La fortuna me sonríe y voy el cuarto al final del alto
Seis de pista y tres de sendero después, me coloco segundo.

Icod de Los Vinos, que bien que exista más allá de los crucigramas
El lagar, penúltimo avituallamiento kilómetro cuarenta y cuatro
Ya nos van quedando menos metros y también menos fuerzas
Que ganas de llegar a Garachico.

Catorce insufribles e interminables miles de metros de más pista
Se hace duro llegar a La Montañeta
Es más una lucha psicológica que física
Todo llega en la vida y la parte final también, ocho a meta.

Asfalto primero y sendero después para sentir ya Garachico
Se oye la voz del speaker cada vez más cerca
Esto se acerca a su fin y estoy más contento que un quico
Entro en meta, seis cincuenta y dos minutos es lo que el crono marca.

Grande Nerea, vencedora
Grande Caselles, buen samaritano
Grande Victoria, fotógrafa
Grande Jesusemi, compañero tragamediano.

Gracias Canarias, gracias Tenerife por lo que me habéis dado
Gracias a tantos corredores canarios
Enormes, competidores y solidarios
Por hacerme sentir un privilegiado.

(José Luis Valle, ‘Chelis’)

 

MÁS INFORMACIÓN:

CruzaTenerife: www.cruzatenerife.info.

Turismo de Tenerife: www.webtenerife.com. Tel. 902 321 331

Ayuntamiento de Candelaria: www.candelaria.es

Ayuntamiento de Garachico: www.garachico.es

Más carreras en Canarias: www.tripto.org

 

CLASIFICACIONES:

GENERAL HOMBRES 65KM

1º Miguel Ángel Heras Hernández: 6:07:58

2º José Luis Valle Gallego: 6:52:18 (Tierra Trágame)

3º Alfredo Escuela Losada: 7:01:54

59º Jesús Emiliano Martín Pozas: 8:58:53 (Tierra Trágame)

109º Miguel Caselles: 9:48:09 (Tierra Trágame)

 

GENERAL MUJERES 65KM

1ª Nerea Martínez Urruzola: 7:50:41 (Tierra Trágame)

2ª Silvia Arteaga Lorenzo: 8:28:28

3ª Isabel Azpilicueta Domeño: 9:43:27

GENERAL HOMBRES 42KM

1º Francisco José Rodríguez De Paz 3:15:02

2ª José David Lutzardo Barroso 3:25:09

3º Roberto López Pérez: 3: 29:04

 

GENERAL MUJERES 42KM

1ª Begoña Govea García: 5:02:06

2ª Mª Candelaria Torres Hernández: 5:21:18

3ª Mª Aura López Vega: 5:34:15

Nota: SIN su permiso, me permito publicar las ‘coplas’ que Chelis se marcó en pleno éxtasis de creatividad tras bajar del podium de la CruzaTenerife 2010. Además de ‘criptonita’ en las piernas, sensibilidad y buen corazón no le faltan…
 


archivo Tierra Trágame