Quedada infantil de abril

El domingo 7 de abril quedamos bajo la antena de telefonía en Mataelpino, la nevada del día anterior nos dejó un precioso paisaje nevado. Emprendimos la marcha parando cada poco a coger nieve y saltando los barrizales que íbamos encontrando. En una primera parada contamos una historia, la de un ovillo mágico que al tejerlo se convertía en nuestro mayor deseo, eso sí, también importante saber renunciar a esos deseos para ayudar a otros que lo necesitan mas que nosotros. Bolas de nieve no faltaron, para continuar el ascenso hasta casi llegar al cruce que nos hubiese llevado al collado de las vacas.

Una breve parada aprovechando el calor del sol para escuchar la historia de un pintor de la antigua Corea cuyo mayor disfrute era pintar pájaros y árboles que ayudaran a las personas a ser mas felices.

Tras la despedida final y nuestro ovillo mágico en el bolsillo, recargamos fuerzas en el el pueblo de Mataelpino y nos abrazamos para vernos en la siguiente salida con nuestros amigos.